El 2 de junio tuvimos la quinta sesión del Curso de Historia de Sevilla en la Edad Media. La visita fue al palacio de los Marqueses de la Algaba, a la parroquia de Omnium Sanctorum y el convento de Santa Clara. El Palacio de los Marqueses de la Algaba ocupa uno de los lados de la Plaza Calderón de la Barca, antes llamada Plaza de la Feria. La Iglesia de Omnium Sanctorum forma parte del grupo de las iglesias gótico-mudéjares de Sevilla, que combinan la tradición constructiva arábiga con el excelso arte gótico que aportaron los reyes catolicos. El Monasterio de Santa Clara tiene una rica historia llena de tradición y cultura. El que fuera palacio almohade, posteriormente de Don Fadrique y convento de la compañía de las Clarisas hasta 1998, fue comprado por el Ayuntamiento de Sevilla, para su rehabilitación y restauración.