Se trata de uno de los monasterios más bellos de la provincia de Sevilla pero también uno de los más desconocidos, tanto su interior como su historia.

800px-Patio_de_los_Muertos._Monasterio_de_San_Isidoro_del_Campo_(Santiponce)

El monasterio fue fundado en 1301 por D. Alonso Pérez de Guzmán, más conocido como Guzmán el Bueno, y por su esposa Dª María Alonso Coronel para ser enterrados allí. La edificación tuvo lugar sobre una ermita mozárabe que según la tradición fue donde estuvo enterrado San Isidoro hasta su traslado a la Colegiata de León en 1.063.

Unida a la primera iglesia, D. Juan Alonso , hijo de Guzmán el Bueno , construyó otra nave , siendo ambas conocidas como las iglesias gemelas. El Monasterio fue cedido a los monjes Bernardos Cistercienses que estuvieron en él hasta 1.431, fecha en la que fueron sustituidos por los ermitaños de los Jerónimos . En 1.568 fue ocupado por la orden de los Jerónimos, quienes fueron exclaustrados en 1.835 con la desamortización de Mendizábal. En 1.956 vuelven los Jerónimos quienes permanecen hasta 1.978 , año en el que lo abandonan definitivamente.
monasterio-san-isidoro-campo--644x362
Bilbia-osoPero este monasterio tiene una vinculación especial con la Reforma del siglo XVI.  Fue en este lugar dónde se leyeron y tradujeron libros prohibidos por la Inquisición, por lo que muchos de sus monjes fueron perseguidos, encarcelados, y algunos , como Fray Miguel y Fray Morcillo, ejecutados en auto de fe en Sevilla en 1.559. Otros lograron huir a Europa. Entre ellos hay que destacar a Casiodoro de Reina, quien tradujo por primera vez la Biblia al castellano (la doctrina católica prohibía la traducción de la biblia a las lenguas vernáculas). Esa obra traducida se publicó en Basilea en 1559 denominándose como la Biblia del Oso debido a la ilustración de su portada.

Si quieres visitarlo con nosotros y descubrir más de este enigmático y bello lugar, escríbenos a info@alminar.net o llámanos al 954374172 y te informaremos de nuestras actividades culturales, visitas y rutas.

Dani Antón

Autor de esta entrada: Dani Antón . Gestor cultural, documentalista histórico y bloguero.
Twitter: @DaniAnton // Linkedin