La calle Acetres recibe su nombre de la actividad que antiguamente allí se desarrollaba, pues estaba dedicada a la fabricación de pequeños calderos así denominados. No obstante, a finales del siglo XIX pasó a llamarse Conde de Tójar, en honor a este personaje que había sido un miembro destacado en la defensa de Sevilla frente a la invasión napoleónica. En los años 30 recuperó su nombre original, que es el que hoy día conserva. Como curiosidad, fue en la casa número 6 de esta calle donde nació el célebre poeta Luis Cernuda.

Casa natal de Cernuda en la C/ Acetres
Casa natal de Cernuda en la C/ Acetres
Lola Cordoncillo

Autor de esta entrada: Lola Cordoncillo . Historiadora, guía e intérprete de patrimonio.